Mundo de la Experiencia Polarium

El Polarium es el nuevo elemento destacado del zoo de Rostock. En un total de 12.500 metros cuadrados se ha creado un museo vivo que ofrece a los osos polares y a los pingüinos, así como a numerosos habitantes marinos, grandes recintos con mucho espacio y posibilidades para moverse y cambiar de actividades, y que lleva a los y las visitantes de viaje del Polo Norte hasta el Polo Sur. En el Polarium se explican de forma muy variada todos los datos principales sobre los animales, sus amenazas, sus hábitats y mucho más, con elementos multimedia y para todas las edades, creando estímulos para sentir fascinación y comprometerse con los animales y la protección de la naturaleza y las especies.

 

Visitando a los pingüinos

El viaje al Polo Norte comienza en el hemisferio sur, con los pingüinos de Humboldt.

weiterlesen ...
Oso polar Zoo Rostock

Cara a cara con los osos polares

Un extenso paisaje de tundra se extiende allá donde un tiempo estuvo el histórico castillo de los osos. Los animales tienen a su disposición 3.600 metros cuadrados con más de 400 metros cuadrados de agua.

weiterlesen ...

En los mundos de hielo

En los mundos de hielo, puede verse más de cerca la forma de vida de los osos polares y su hábitat ártico.

weiterlesen ...
Pulpo común

Inmersión en los mundos marinos

En los mundos marinos, los y las visitantes se sumergen en el místico reino submarino de nuestro planeta.

weiterlesen ...

Visitando a los pingüinos

El viaje al Polo Norte comienza en el hemisferio sur, con los pingüinos de Humboldt. Su recinto imita el hábitat de estas aves en la costa sudamericana del Pacífico y ofrece un gran espacio en un total de 850 metros cuadrados. Los pingüinos de Humboldt pueden bucear y nadar sin descanso en su amplia piscina. A través de grandes cristales, los y las visitantes también pueden observarlos debajo del agua aquí. Diferentes paneles aportan visiones de la vida de los pingüinos y muestran sus particularidades, desde la capacidad de beber agua salada hasta la adaptación a su hábitat, en la gélida Corriente de Humboldt, sin olvidar la posibilidad de poner el turbo bajo el agua.

Cara a cara con los osos polares

Un extenso paisaje de tundra se extiende allá donde un tiempo estuvo el histórico castillo de los osos. Mientras que en este se registró un total de 34 crías de osos polares, con el Polarium se ha puesto la primera piedra para seguir los éxitos de la cría y ver crecer aquí a muchos osos polares jóvenes en el futuro. En sus recintos, los osos polares disponen de mucho espacio para jugar y corretear, para nadar y bucear, para descansar y retirarse y mucho más. Los animales tienen a su disposición 3.600 metros cuadrados con más de 400 metros cuadrados de agua. En su diseño, el recinto recuerda la bahía de Hudson. A través de grandes cristales, los y las visitantes también pueden observar los osos polares bajo el agua. Los reyes del Ártico pueden verse casi al alcance de la mano en los recintos, dejando claro cuán imponentes resultan estos animales únicos. El Polarium es el hogar de tres osos polares jóvenes. Aquí viven Akiak, Noria y Sizzel, y se sienten la mar de a gusto.

En los mundos de hielo

Los osos polares se hallan amenazados. El motivo más importante del dramático descenso de los ejemplares es la desaparición de su hábitat. En los mundos de hielo, puede verse más de cerca la forma de vida de los osos polares y su hábitat ártico. Los icebergs sobresalen en el centro de visitantes y llevan a los visitantes al Ártico en conjunción con una impresionante proyección. Aquí, los y las visitantes pueden ver de forma clara cómo los osos polares se hallan adaptados a su inhóspito hábitat, qué comen y en qué medida se están reduciendo los hielos en el mar, así como mucho más. Una planta especial para niños da a los jóvenes amigos del zoo la posibilidad de acercarse a la temática jugando. En los mundos de hielo, pueden tocar la dentadura de un oso polar, buscar cobijo en una cómoda cueva de nieve y escuchar historias interesantes o medirse en salto de longitud con los osos polares. También aquí hay fascinantes vistas a los recintos de los osos polares. A través de grandes cristales, los y las visitantes pueden ver a Akiak, Noria y Sizzel saltar al agua, bucear y jugar, y se ponen cara a cara frente a los animales.

 

Oso polar

Inmersión en los mundos marinos

En los mundos marinos, los y las visitantes se sumergen en el místico reino submarino de nuestro planeta. Aquí viven numerosas medusas, un pulpo, morenas, peces fuego y muchas otras interesantes especies. También tiene su sitio aquí el giroscopio de medusas más grande de Europa. En un ambiente relajado, los y las visitantes pueden seguir el ritmo suave de los habitantes del mar. Otra particularidad de los mundos marinos es el planeta de las medusas: el acuario esférico individual con agua circundante también alberga medusas y atrae a los visitantes a su órbita. La parte acuarística del Polarium crea una conexión entre el Polo Norte y el Polo Sur. Aquí, maravillosos animales muestran la diversidad de especies que albergan los mares y océanos.